13 may. 2014

Como puedes producir tu Video Explicativo de Pizarrón





Un documentalista audiovisual transmite tus procesos, conceptos o ideas de una manera clara y sencilla que integrará tus materiales: guión, narración, música e imágenes en un video explicativo y educativo que pueda responder a diferentes fines: Capacitación y educación, entretenimiento, o la promoción de tu empresa, producto o servicio, entre otros.
http://www.video.com.mx/corporate_video.htm 




1. Manténlo simple y corto

Con solo 150 palabras puedes tener un guión de un minuto, simplifica también las imágenes para que las personas tengan tiempo para entender lo que están viendo. Ten esto en cuenta todo el tiempo en el guión. 




 2. Enfócate en el Guión

El guión es la parte más importante de todo el proceso. No te olvides de eso. las imágenes y animaciones son importantes y añaden mucho para ayudar a las personas a recordar lo que están viendo. De hecho, los estudios demuestran que si sólo se estimula el sentido auditivo, la gente retiene apenas el 10% de lo que oyen. Estimula por lo tanto el sentido auditivo y el sentido de la vista y con esto tendrás una retención del 68%. Sin embargo, no sobre-estimules a la gente, en detrimento de tu narración. Si su historia es débil o poco clara, no te seguirán observando y perderán el conjunto visual y auditivo. 




3. Mantén fuera el lenguaje complicado o jerga de negocios

Este es probablemente el problema más común que las empresas tienen al tratar de formular su historia. No quieres sonar tan complicado que la gente se desconecte de lo que tratas de comunicar. Recuerde que todos en tu audiencia son seres humanos. No importa si estás en una comunicación de negocio a negocio o no. Un ser humano estará viendo el vídeo y los seres humanos no tienen conversaciones con frases largas y complejas.
Lo más probable es que escuchan la jerga de negocios todo el día en reuniones y quieren ver un video para escapar de eso. Mira los guiones y comunicaciones de empresas como Apple o Starbucks: son tan simples y aún así todos compramos :). 




4. Habla a la audiencia correcta

Si no hablas de una manera que tus espectadores puedan entender fácilmente, los vas a perder. Tu hablas de manera muy diferente al vender al ejecutivo de una empresa que cuando quieres llegar al consumidor común. Es necesario hacer un llamado a las utilidades cuando te comunicas con un ejecutivo ya que por lo general el necesita información para tomar una mejor decisión de compra. Si tu empresa es nueva y nadie ha oído hablar de ella, es necesario que sepan por qué deben utilizar tus productos y servicios por encima de tus competidores, haz eso en lugar de entrar en detalles acerca de lo que estás vendiendo. Tu hablas de manera diferente a una niña de 10 años de edad, que lo que harías con un hombre de 49 años, ¿verdad? Piensa en tu público cuando estés escribiendo. Dirígete a la persona adecuada y enfoca tu vídeo hacia ellos. 




5. Cuéntame una historia

Las historias son parte de nuestro ADN. Es la forma en que aprendimos cuando éramos niños y es lo que todavía nos hace reaccionar positivamente - no importa la edad. Las historias son la forma en la que nos conectamos nos relacionamos, nos entretenemos y aprendemos. También utilizamos las historias para influir en quienes toman las decisiones de compra. No te concentres demasiado en los detalles. Nadie necesita saber acerca de las 23 características de tu producto en un video introductorio. El video los puede conducir a tu sitio Web en donde puedan aprender más. El principal objetivo es cautivar su atención con el vídeo inicial. 




6. Se divertido

La forma más rápida de llamar la atención y ser memorable es hacer reír a alguien. Añade algo cómico a tus vídeos. Pero ten cuidado de no empujar demasiado lejos. Si tu broma cae al vacío o la comedia es usada en exceso, es muy probable que apagues la atención del espectador. Sutileza es el nombre del juego. 




7. Haz un claro llamado a la acción

Si crees que es evidente o no, algunas personas no saben qué hacer después de que han escuchado tu historia. Diles lo que tu quieres que hagan. 




¿Quieres que se suscriban a tu boletín de noticias, que vayan a tu sitio Web, que descarguen tu aplicación, que te llamen? 



Díselos de manera clara y es mucho más probable que lo harán.

Tu historia, si se trata de la historia de tu empresa o de tu persona, tiene el poder de motivar y conducir a la gente a la acción. 




Puedes aumentar las ventas o hacer que las personas se alejan y pierden la atención. Todo está en la entrega. Lo sencillo es bueno. La gente entiende lo simple, y si es corto y al grano, mejor. 



Pruébalo y verás lo poderoso que puede ser tu video.

...y ahora ¿Qué vas a hacer para 


simplificar tu historia?