28 ago. 2008

Caballos finos de pura raza española


El Batán es la única reminiscencia que se conserva de lo que fue el Obraje de Texcoco, propiedad de Don Antonio de Mendoza, Primer Virrey de la Nueva España.
Hay que recordar que los Obrajes fueron los primeros talleres para la fabricación de telas para la confección de la ropa del personal que llegó de España y en especial de los frailes y del ejército español y en menor proporción para la hechura de la ropa de los esclavos de los mismo obrajes.
El Batán surge como lugar donde se bateaban las telas de lana, fabricadas en Texcoco, propiedad de Don Antonio de Mendoza, quien fue el Primer Virrey de la Nueva España en los años de 1526 a 1545.
La operación de batear las telas se hacía con el propósito de estirarlas y evitar que se hicieran bolas. Para tal operación las telas se sujetaban a un bastidor, se mojaban y se golpeaban con una tabla a manera de bate, de donde procede el vocablo de batán.

En la Actualidad El Batán, se dedica a la cría y reproducción de caballos Pura Raza Española, engorda de ganado bovino y a la producción de forrajes como Maíz, Avena y Alfalfa.