23 ago. 2010

Reglas de Comportamiento, Parte 1: Fotografia Candida

Cuando uno es un apasionado de la fotografía, es difícil encontrarse en exteriores sin una cámara de cualquier tipo. Esta cámara dota al portador de una curiosidad hiperumana, y una necesidad de capturar con luz cualquier cosa interesante que se ponga frente al fotógrafo. Hacemos las medidas necesarias, hacemos un encuadre, y disparamos el obturador. La imagen ha sido grabada en el sensor/película. De pronto, junto a nosotros aparece una persona con semblante disgustado, mirando fijamente nuestro precioso aparato. Es probable que, al tomar tu imagen, hayas hecho enfadar al individuo que se encuentra frente a ti. ¿Sonries? ¿Te disculpas? ¿Borras tu imagen? He aquí lo que hay que hacer:

Fotografía Cándida
La fotografía cándida es un estilo de fotografía en la que el sujeto (invariablemente humano) no es consciente de que esta siendo fotografiado. Es una fotografía atractiva, pues muestra al sujeto tal como es. Sin embargo, por ser una fotografía tomada sin consentimiento ni aviso, puede molestar al sujeto, que siente que su intimidad ha sido violada. Mas aun, en estos tiempos, hay casos de personas que sienten que al ser fotografiados, se exponen a ser secuestrados, o extorsionados de alguna forma.

Para evitar disgustos, mucha gente utiliza lentes de gran longitud focal para tomar el sujeto desde una distancia. Otros, mas atrevidos, utilizan lentes de angulo muy amplio para tomar al sujeto sin tener que apuntar la cámara hacia el. Aun otros usan cámaras rangefinder de obturador mecánico (Como la Olympus Trip), que no hacen ruido al abrir y cerrar el obturador. No importa el método, nadie esta exento de ser atrapado. Puede que usted tenga suerte, y la persona a quien tomo la foto sea fan de Cartier Bresson, y comprenda su función como artista de la fotografía cándida. Pero si no es así, recurra a lo siguiente

  1. No huya. Quédese donde esta. Si la persona se acerca a usted, adopte una expresión placentera. Esto no significa sonreír, pero evite por todos los medios adoptar un semblante grave que le diga al mundo "Hice algo malo, y ahora seré castigado por eso". Para cualquier caso practico, usted es un artista, y el mundo iluminado su lienzo.
  2. "¿Porque me esta tomando fotos?" "¿Para que son las fotografías?" "¿Quien es usted?". Son preguntas a las que se vera expuesto si la persona decide interrogarlo. En caso de tener una cámara digital, usted tomara su cámara, la pondrá en Modo de Visión de Imágenes, y mostrara las fotografías al sujeto, a medida que muestra anteriores fotografías. Hágale ver que usted disfruta de capturar imágenes de diversas cosas, no solo de el/ella, y que las imágenes no formaran parte de un catalogo de "Personas por Secuestrar", ni pasaran a formar parte de un culto dedicado a el/ella. Si usted trabaja con análogo, tendrá que convencer al sujeto de igual forma, pero sin el apoyo de las imágenes adicionales.
  3. Llegue a un acuerdo. Gane su confianza. La finalidad es, evitar tener que borrar la foto, o eliminar el rollo. 
  4. Pida una disculpa por el inconveniente (no por tomar la fotografía), y retírese del lugar.
Con suerte, uno podrá salir bien librado de tal situación, y vivir para poder seguir tomando fotografías del estilo que sean.

Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario